una escuela sedentaria es la mejor compañera para el sedentarismo

La última reforma de la enseñanza en los ciclos de primaria, secundaria y bachillerato en nuestra Comunidad Autónoma, plantea una disminución de horas semanales en la asignatura de Educación Física, en la que actualmente es insuficiente. ¿Cómo es posible esto? ¿Se ha reflexionado sobre las consecuencias y las posibles responsabilidades que deben asumir con esta decisión?

Se ha demostrado que varios factores de riesgo de enfermedades crónicas, enfermedades cardiovasculares y obesidad, entre otras, están presentes o empiezan a estarlo en el periodo de la niñez y mantienen una relación con los hábitos de vida, la alimentación y el consumo de drogas.

Normalmente se piensa que los hábitos de actividad física se transfieren automáticamente de la niñez y de la adolescencia a la madurez. Sin embargo, esta afirmación no está totalmente confirmada por estudios experimentales, epidemiológicos o longitudinales.

El hecho de plantear un modelo de escuela sedentaria generará en el alumnado un impacto negativo en su salud, ya que reforzará las consecuencias negativas que generan dicho modelo y alguien debería responder frente a las consecuencias que esto pueda acarrear al alumnado. No sólo se trata de fomentar la práctica deportiva en el tiempo de ocio y extraescolar, sino que también se debería considerar los negativos efectos del sedentarismo en la población infantil y juvenil. Si en las aulas se generara el mismo ambiente que el que sufren los fumadores pasivos, sería un escándalo. Sin embargo se fomenta el sedentarismo en la escuela, que es el otro factor negativo.

En cualquier caso es importante destacar que todos los estudios relacionados con esta temática muestran de forma consistente que niveles altos de actividad física (en función de su duración e intensidad), con una frecuencia semanal de 3-4 sesiones, se relacionan con aspectos importantes de la salud, sobre todo sesiones más largas de actividad moderada y/o ligera. Por todo ello, consideramos que deberían impartirse 3-4 clases de Educación Física a la semana con una duración de una hora y con una intensidad media o moderada, para evitar los nocivos efectos del sedentarismo en la población escolar y generar un estilo de vida activo.

Publicado por KirolbegiBlog el 25 de Febrero de 2008


Trackbacks

Usa el siguiente link para crear un trackback desde tu propio sitio:
http://blog.kirolbegi.net/trackbacks?article_id=14