transmitiendo valores

Últimamente vengo escuchando cada vez más frecuentemente a modo de reclamo publicitario que el deporte tal o cuál transmite valores como por arte de magia. Es cierto que existen programas serios destinados a tal efecto. El programa Delfos (Cecchini et al, 2008) es una muestra de ello. Bien es cierto que la mayoría de estos reclamos publicitarios están faltos de todo rigor científico. Pero para irnos aclarando, ¿Qué son los valores?

Buscando en Internet uno puede encontrar infinidad de definiciones de lo que son los valores. He escogido una al azar (de entre las infinitas que aparecen) pero que creo que es sencilla y entendible por la mayoría de las personas “ideas que la gente comparte sobre lo que es bueno, malo, deseable o indeseable. Son normalmente muy generales, abstractas, van más allá de las variaciones de las situaciones” Aplicando esta definición al mundo del deporte, entiendo que el deporte se emplea para inculcar ideas sobre lo que es “bueno” o “malo” en o para una sociedad. Por tanto entiendo que cuando el deporte transmite compañerismo y solidaridad es algo “bueno” y cuando transmite hacer trampas por ejemplo es “malo”. Hasta aquí perfecto, creo que todos lo entendemos en cierta medida. Pero a partir de aquí a mí me surgen algunas preguntas:

1.- ¿El hecho de que vea a un grupo de chavales jugando a fútbol en la calle implica que el “fútbol” como deporte predilecto de esta sociedad transmite algún tipo de valor?

2.- ¿Todos los deportes transmiten los mismos valores?

3.- ¿El Fútbol, el Curling o el Kick Boxing comparten los mismos valores?

4.- ¿Cuáles son esas ideas buenas a priori que transmite el deporte?

No responderé aquí a estas cuestiones, tan sólo las planteo para que otros/as les deis bola. Lo que sí haré será reflexionar sobre algunas cuestiones que creo, están relacionadas.

Creo que el deporte per sé no transmite valores. Es un instrumento que en manos adecuadas puede transmitir esos valores positivos tan deseados como son la superación personal, la mejora continua, la solidaridad con los compañeros o el fair play (muy de moda últimamente). Pero que también puede transmitir ideas como “lo único que cuenta es el resultado”, “haz cualquier cosa para ganar” etc……..

Personalmente percibo una disonancia de ideas entre lo que es la práctica físico deportiva de ocio y el deporte de rendimiento y alto rendimiento. Mientras que en la base de la pirámide (Deporte Escolar y Federado) se hacen esfuerzos ingentes por los monitores y profesores de educación física mediante programas de transmisión de valores a través del deporte para transmitir valores positivos, desde la cúspide (Deporte de Alto Rendimiento y Profesional) de esta pirámide se transmite todo lo contrario. Y aunque esto se da por sentado, yo creo que no debería de ser así.

Continuamente los jugadores y los entrenadores de equipos profesionales manifiestan públicamente que lo primero es la victoria, a lo que los periodistas suelen añadir “…… y si es por penalti injusto en el minuto 92 no importa”. Incluso los aficionados (en muchas ocasiones padres niños practicantes de deporte escolar) jalean y comparten este pensamiento. Desgraciadamente y con la repercusión que el deporte profesional tiene en los medios de comunicación es lo que finalmente acaba calando entre los jóvenes.

No quiero que se me entienda mal. No estoy diciendo que la competición sea negativa (yo mismo fui competidor) o que no sea un instrumento válido para transmitir valores. Quiero decir que tiene que ser primero deseada y elegida por el deportista y segundo enmarcada en un contexto de mejora personal en el que se valore el proceso que lleva a la mejora y no exclusivamente los resultados de esa mejora. Esto último lo ilustró bien Raynald Denoueix (ex entrenador de la Real Sociedad) cuando dijo “el resultado es una consecuencia, no un objetivo”. Desgraciadamente este no es un discurso que cale excesivamente entre los entrenadores de categorías inferiores, y para muestra un botón.

Este es un hecho que presencié hace algunos años en uno de los muchos campos de fútbol que se encuentran a lo largo y ancho de nuestra geografía en uno de los incontables partidos jugados cada fin de semana por nuestros jóvenes deportistas. No diré ni el lugar ni el equipo porque creo que tampoco importa demasiado y además todos/as habréis presenciado algo parecido alguna vez.

Tras un fallo garrafal de uno de los defensas y que finalmente acabó en gol, el entrenador reacciona de la siguiente manera: “Me cagüen la………… menuda cagada, ahora me toca a mí recoger tu mierda!!!!!!”.

Y como estas puedo contar otras cuantas más en otros deportes como el Judo, el Surf etc… (seguro que vosotros también).

Por tanto, y a pesar de los grandes esfuerzos de monitores, profesores de educación física, y entrenadores abnegados en el correcto desarrollo psicosocial de sus alumnos, este es la transmisión de valores que se da en nuestros terrenos de juego casi todos los fines de semana.

Publicado por KirolbegiBlog el 22 de Octubre de 2008


Trackbacks

Usa el siguiente link para crear un trackback desde tu propio sitio:
http://blog.kirolbegi.net/trackbacks?article_id=70