deportes eXtremos

En esta ocasión y recuperando algunas ideas atisbadas en pasadas entradas de este blog (Otra de anuncios…), quisiéramos poner el acento en aquellos deportes denominados extremos. Al igual que la “economía sumergida”, tenemos conocimiento y grandes evidencias de que existen y que su práctica se encuentra generalizada, pero es complicado cuantificarla puesto que sus practicantes no constan en ninguna base de datos oficial. Por otra parte no nos extraña puesto que el apellido de “Extremos” hace bastante inviable la implicación de un seguro deportivo que cubra su práctica.

De lo que no cabe ninguna duda es que cada vez se encuentran más presentes en la sociedad actual. Aparecen en anuncios publicitarios, los espacios destinados a estas disciplinas en los grandes centros comerciales deportivos cada vez es mayor (tan sólo hace falta darse una vuelta por tiendas como Decatlón o Caravanas Oiartzun) e incluso tienen ya su propia versión de los JJ.OO, “Los X Games”.

Sus practicantes han sustituido las mallas y camisetas transpirables por los pantalones “cagaos” y las variopintas gorras de todos los pelajes. En ocasiones, los adeptos a estos deportes han sido asociados erróneamente a ciertas “tribus urbanas” de carácter violento y probablemente esto ha convertido a este tipo de disciplinas deportivas en oscuras, incomprendidas y en ocasiones temidas. Bien es cierto, que estas disciplinas son cada vez más consideradas y las instituciones las tienen más en cuenta a la hora de incluirlas en las políticas deportivas municipales.

Quién más quién menos sabe lo que es un regate, un triple o un revés a dos manos, y todos conocemos a Messi, Nadal o Pau Gasol. Pero si nos preguntáran por Travis Pastrana, Johnny Rodney Mullen o Danny McKaskill, o nos pidieran que definiéramos un ollie, un aéreo reverse o un backflip, la gran mayoría de nosotros pondríamos cara rara y nos encogeríamos de hombros.

Otro aspecto que caracteriza a este tipo de deportes es su corta edad y su rápida evolución y diversificación en diferentes modalidades. Deportes como el fútbol o el baloncesto se inventaron hace más de un siglo frente a los apenas 30 ó 40 años que tienen como mucho la mayoría de estas disciplinas (el parkour no creo que llegue a 20 años). Y nuevamente en este punto, recurrimos a la tesis del Doctor Aldaz y tomando la idea de “Modernidad Líquida” de Bauman (2004:11-12; Nomenclatura ASA por supuesto):

“Vivimos en una época en la que los grandes discursos, basadas en certidumbres, en tradiciones sólidas se han venido abajo, se han detenido con la particularidad de que esta disolución de los sólidos,…..ha adquirido un nuevo significado”

En efecto, estos tipos de deportes son un maravilloso ejemplo de modernidad líquida puesto que nunca han podido convertirse en tradicionales debido a su rápida diversificación en otras disciplinas, por ejemplo el skate ha adoptado formas diversas, street skate, half pipe, downhill ó mountain board. De la misma manera, el inicialmente denominado trialsín, evolucionó al moderno bike trial que a su vez se ha combinado con el bmx y el mountain bike para dar lugar a otras modalidades más extremas y arriesgadas aún si cabe. Cómo se puede comprobar, un intrincado laberinto de modalidades y disciplinas que quizás en breve y en respuesta a este artículo alguno de nuestros colaboradores (David va por ti) pueda aclarar en próximos artículos.

Es probable, que nuestros hijos de aquí a unos años (los de algunos ya lo están haciendo) nos pidan un skate o una bicicleta bmx en vez de un balón o un kimono y esto probablemente no nos extrañará porque con el tiempo estos deportes terminarán teniendo una enorme consideración e incluso categoría olímpica (El bmx fue olímpico por primera vez en Beijing 2008).

Por todo esto (y por más cosas que me reservo para una próxima entrada) considero que deportes como los ya mencionados, y otros de los que probablemente ni hayamos oído hablar se merecen un huequecito en este nuestro, vuestro Kirolbegi.

Publicado por KirolbegiBlog el 22 de Septiembre de 2009


las regatas de la Concha, ejemplo de tradición moderna

Este fin de semana terminaba la regata por excelencia, la Bandera de la Concha . Esta regata se viene celebrando, con alguna que otra excepción, de manera anual desde 1879. Estamos pues ante una tradición con un gran arraigo en la cultura deportiva guipuzcoana.

Ahora bien, ¿Cuánto tienen de tradición y cuanto de moderna la Bandera de la Concha?

Según la Real Academia Española la tradición ha de entenderse como un continuum de praxis y sentidos sociales que conserva un pueblo, transmitiéndolos de generación a generación, poco o nada alterados en el tiempo ni abiertos al cambio. De ser así, sería imposible la dinámica de (re)generación de las prácticas sociales, en general y, de las prácticas deportivas, en concreto y, consiguientemente, difícilmente se explicaría la incorporación del GPS al espectáculo deportivo de las regatas, el desarrollo de materiales cada vez más ligeros en la elaboración de las embarcaciones, la implementación de entrenamientos cada vez más técnicos y, como no, la incorporación de las mujeres a un deporte “tradicionalmente” de hombres.

Así pues, estamos ante un ejemplo paradigmático de una tradición moderna, es decir, de una praxis social que, en tanto que viva, se actualiza cada día. Esto es así porque, tal y como señala Giddens (2005:53), “todas las tradiciones (…) son tradiciones inventadas. Ninguna sociedad tradicional fue totalmente tradicional, y las tradiciones y costumbres han sido inventadas por varias razones. No debemos pensar que la construcción consciente de una tradición se da sólo en la era moderna” y que, de hecho, “es un mito pensar que las tradiciones son impermeables al cambio: se desarrollan en el tiempo, pero también pueden ser repentinamente alteradas o transformadas. Diría que son inventadas y reinventadas”.

Tradición moderna o tradición tradicional, si se quiere, el caso es que las traineras, como otra serie de deportes denominados “tradicionales”, se muestran rebosantes de vida y nos hacen pensar que en un futuro seguirán siendo tradiciones modernas.


Giddens, Anthony. 2005. Un mundo desbocado: los efectos de la globalización en nuestras vidas. Madrid: Taurus.

Publicado por KirolbegiBlog el 14 de Septiembre de 2009


futbol, futbol, futbol!!!!!

Ikasturte berriarekin, eta urtero ohikoa den modura, liga ezberdinak hasten dira baina, guztien gainetik, futbol liga hasten da. Akaso norbait oharkabean harrapatu al du gertaera honek?? Geurean gertaera hau lehenengo mailako ligaren itzalean gertatuko da hirugarren urtez jarraian ze, gipuzkoako talde nagusiak eta, tradizioz lehen mailan urte gehien ibilitako taldea, Erreala alegia, bigarren mailan baitabiltza.

Nolanahi ere, eta gertaera hau aitzaki modura hartuta, kirol espektakuluek, eta gurean bereziki futbolak, duten erakarpen indarraz hitz egin nahi nuke hemen. Horretarako, gainera, lagun batek gomendaturiko liburu bat hartuko dut lagun. Liburuak “Elogio de la Belleza Atlética”* du izenburu eta kirol espektakuluek duten erakarpen indarra dauka aztergai Hans Ulrich Gumbrecht egileak.

Ohikoa da kirol espektakuluak, eta nion moduan futbolaren kasuan bereziki, bi estremoetatik bizitzea. Batetik fanatismo itxura hartzen duten jarraitzaile sutsuen ikuspuntutik ala eszeptizismo nola desinteresetik bizitzen dutenen ikuspuntutik. Ikusmolde hauek biak, gainera, hala nolako eragina dute ere kirol fenomenoa aztergai duten, eta izan duten, ikerlarien artean ze, aipaturiko liburuaren egileak dion moduan, ohikoena izan ohi da hainbeste pertsona erakartzen dituen fenomeno sozial bat alboratua ustea edo eta kasurik onenean, masak kontrolatzeko opio modura ulertua izatea perspektiba ezkertiar bezain ez-zientifikoetatik. Kontua da, gizarte ikerlari bezala sekulako ikerketa objektu behar luketela izan, nion moduan, horren beste pertsona erakartzen dituzten kirol espektakuluek.

Honela bada, kurtso berriarekin batera, kirol espektakuluen zale nola ez horren zale zareten guztiei, kirol fenomeno horiek duten eragin soziala perspektiba kritiko batetik aztertzera gonbidatzen zaituztet, soslai zale nola sasi-kritikotatik aldenduz. Akaso gure gizartea ulertzeko eskenatoki ezin hobea oharkabean pasatzen ari baitzaigu gure begien aurretik. Beraz, gozatu kirol espektakuluez eta hauek ematen diguten ariketa kritikoa egiteko aukeraz. On egin!!

*Gumbrecht, Hans Ulrich. 2006. Elogio de la belleza atlética. Buenos Aires: Katz.

Publicado por KirolbegiBlog el 4 de Septiembre de 2009


otra de anuncios...

Hace ya algunas entradas, concretamente en la que titulamos “¿Hábitos de vida saludable y Hamburguesas?” se destacaba la utilización de PAFYD por parte de los anunciantes para promocionar sus productos…

Este verano, prestando atención en los intermedios publicitarios de Pocoyo, Escuela de Bomberos, Bob Esponja y demás series rompedoras en el mundo infantil que la tele emite, me he percatado de que algo esta cambiando a la hora de emplear el deporte y la PAFYD para anunciar productos alimenticios. Antaño los deportes empleados eran los llamémoslos “tradicionales” fútbol, tenis, baloncesto…… actualmente esta tendencia esta cambiando y son los deportes extremos y urbanos los que llaman la atención de los publicistas.

Por ejemplo el Cola-cao se relaciona en la actualidad con el “Mountain-Board” (Servicio de documentación cortesía de David), que podría definirse en pocas palabras como lanzarse por una pista forestal con un skate con ruedas todoterreno e ir haciendo el cafre todo lo que se pueda. También aparecen en este anuncio “Zancos Saltadores”, una especie de muelles que se ponen en los pies y con los que la peña va saltando y haciendo cabriolas. Por su parte, las natillas antaño anunciadas por Ronaldiño o Messi, las anuncian ahora unos txabalotes/as a ritmo de Rap y jugando a “Fútbol FreeStyle”. Reconozco que esto puede chocarnos un poco pero la verdad es que la práctica de PAFYD esta pasando de hábito líquido a gaseoso, y que tendremos que ir acostumbrándonos a estas nuevas modalidades que están irrumpiendo con fuerza.

Aunque también he de decir que algunos publicistas se empeñan por eliminar cualquier rastro de práctica semisaludable como en el caso de los Cheetos. Los publicistas no se han tomado ni tan siquiera la molestia de compensar su ingesta con alguna práctica físico-deportiva como andar en bici, correr, saltar…. no que va, lo que muestran es a unos niños de lo más contentos con su bolsa de Snack en la mano su Tatoo reflectante y multicolor (que viene en la bolsa) pegado en el brazo y conduciendo uno de esos modernos y espantosos andadores eléctricos tipo plataforma vibratoria. En fin, vosotros mismos…. para mí el colmo, el antihábito de vida saludable y relacionado además con la felicidad absoluta. ¡La que estamos liando!

Publicado por KirolbegiBlog el 19 de Agosto de 2009


¿dopaje tecnológico?

En una entrevista realizada hoy (2009-07-27) en el País al mítico nadador Mark Spitz, se le pregunta por la polémica en relación a los nuevos bañadores que, de manera más o menos acertada, el entrevistador califica como de “dopaje tecnológico”.

Lo cierto es que el avance tecnológico vivido por el deporte contemporáneo, y por la sociedad en su conjunto, nos pone ante situaciones en las que los límites entre lo humano y lo “no tan humano” se difuminan. Pero entonces, ¿dónde ha de ponerse el límite de lo “no tan humano”?

Asimismo, este desarrollo tecnológico actual, y la influencia sobre las marcas de los deportistas contemporáneos nos plantea la siguiente pregunta que el periodista del periódico plantea a Spitz: “¿Sería usted un ganador en el siglo XXI?”. A lo que este inteligentemente contesta lo siguiente: “Ni idea. Asumo que sería competitivo. ¿Si lo sería contra alguien como Phelps? Quizás. Me podría aprovechar de cosas que no estaban disponibles en mis tiempos: los bañadores, por ejemplo; nuevas técnicas de entrenamiento; de las pesas, que no teníamos, y que añaden fuerza y se traducen en tiempos más rápidos… Estoy seguro de que ahora nadaría más rápido que en mis tiempos”.

Esta duda quizá perdería sentido si, en vez de capitalizar el espectáculo deportivo en su vertiente más fría de las marcas, nos centrásemos en el espectáculo estético, es decir, en la belleza del espectáculo atlético por si mismo, en el momento, en su tiempo pero, he ahí el problema, en estos tiempos son precisamente ellas, las marcas, las que importan.

Publicado por KirolbegiBlog el 27 de Julio de 2009