OBESIDAD Y SOBREPESO

Según un artículo publicado la semana pasada en la prensa, “más de la mitad de los ciudadanos españoles tiene sobrepeso y el 16% obesidad”. Cabe destacar la diferencia en la afección entre ambos sexos; siendo la obesidad una patología que afecta en mayor medida a los hombres (62,8%) que a las mujeres (44,6%).

El Gasto Energético es la relación entre la ingesta calórica y el consumo energético de la persona. Cuando la ecuación no resulta equilibrada, nos encontramos en una situación de desequilibrio (si la ingesta calórica es superior al consumo energético, habría un exceso de energía. Sin embargo; si la ingesta es menor, faltaría energía y nos encontraríamos con una situación de déficit). La ingesta de una comida energéticamente elevada, uniendo a una baja práctica de la Actividad Física y Deporte son las pautas actuales de la rutina del sobrepeso. Definiendo a este último como un excesivo contenido de grasa, la obesidad actual alarma a la sociedad.

Resulta vital hacer especial hincapié en la importancia de la Actividad Física y Deporte ante estos datos tan alarmantes. Si observamos como está esta realidad (Actividad Física y Deporte); según el artículo leído en muchas de nuestras casas, podemos ver que: “El pasado año uno de cada cuatro adultos de 16 años o más hicieron ejercicio físico intenso de manera habitual y un 34,5% hizo ejercicio a moderada intensidad”. Sin embargo, la situación actual de la práctica de la Actividad Física y Deporte en Guipúzcoa es sustancialmente diferente, el 80% de la población practica la Actividad Física y Deporte. De este 80% el 74% practica a baja intensidad, el 24% a moderada intensidad y el 2% a alta intensidad.

La obesidad (una enfermedad multifactorial) aumenta mundialmente, ya que en 1998 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la categorizó de “Epidemia Mundial”. La situación no es para menos, ya que se estima que a nivel mundial hay más de 1000 millones de adultos con sobrepeso y de ellos al menos 300 millones son obesos (OMS, 2005). Y la cifra va en aumento.

El índice de masa corporal (IMC), es una medida de asociación entre el peso y la talla del individuo [IMC= masa (kg): estatura 2 (m)]. Según el valor obtenido la persona se encuentra en un baremo u otro (infrapeso <18, normopeso 18-24,9 , sobrepeso 25-29,9 u obesidad >30). Es importante saber, que este método es una manera de clasificar el peso en relación a la talla, pero es necesario tener en cuenta otros factores como puede ser el porcentaje de masa muscular.

A nivel nacional, los datos no son nada tranquilizantes puesto que la enfermedad progresa muy rápidamente. El estudio del programa Thao – Salud nos muestra que, “el 23% de los niños españoles sufren sobrepeso en mayor o menor medida”. Si recurrimos a los datos estadísticos anteriores, hace una o dos generaciones no existían esas altas tasas de obesidad.

Desde aquí, queremos contribuir a tomar conciencia de la importancia de la Actividad Física y Deporte asociado al bienestar físico y psicológico. Y animarles a realizar una práctica de moderada / baja intensidad tres / cuatro veces por semana.

Publicado por KirolbegiBlog el 14 de Enero de 2011


Niños Trofeo

El otro día emitieron un interesante documental sobre el peligro que tiene a nivel psicosocial el alto rendimiento prematuro en los niños (familias desestructuradas, relaciones padre-hijo totalmente alteradas….). Este tipo de situaciones da mayor valor a programas como Eutsi o SIFOLITO en los que se busca el alto rendimiento desde el crecimiento personal. No he conseguido encontrar el documental entero pero para todo aquel que quiera ver el trailer ahí va el enlace:

“Documentos TV. Niños trofeo”

Publicado por KirolbegiBlog el 11 de Enero de 2011


PAFYD y moléculas cerebrales

Ya lo decían los griegos “Mens sana in corpore sano” pero han tenido que pasar unos cuantos siglos para que la ciencia, o más concretamente la neurociencia, pudiera demostrar científicamente este hecho.

Los beneficios de la práctica de la actividad física y el deporte (PAFYD en honor a una ilustre investigadora de este grupo), son de sobra conocidos, mantener el cuerpo en forma, prevenir enfermedades cardiovasculares, obtener un mejor estado emocional, etc. Lo que no se conocía hasta ahora era que la PAFYD constituye un escudo de protección del cerebro y un estimulador del aprendizaje y la memoria.

Recientes investigaciones, han demostrado que la práctica de EJERCICIO CONTINUADO (vamos que no vale preparase para la Behobia 2 meses y el resto del año no pegar ni clavo) tiene efectos beneficiosos en una molécula cerebral específica, denominada BDNF, que esta involucrada en el crecimiento de determinadas conexiones neuronales que a su vez potencian la “transmisión neuronal”. Por tanto, de alguna manera, la PAFYD modifica la capacidad plástica del cerebro. En cristiano: El ejercicio nos vuelve inteligentes.

Pero…….¿son el tipo de ejercicios diseñados para aumentar el tamaño del músculo los más idóneos para desarrollar una mejora en el cerebro?. Parece ser que no, aquellos ejercicios que requieran de coordinación, toma de decisiones rápida y grado de concentración moderada/elevada son los que más beneficios pueden aportar al cerebro. Esta lista es larga, en mi opinión aquellos deportes/juegos colectivos como fútbol, baloncesto, balonmano, voleibol….deportes de deslizamiento, surf, snow, skate…son algunos ejemplos, pero estoy convencido de que el que lea esto podrá ampliar la lista.

Asimismo parece ser que la falta de PAFYD es un factor de riesgo en el Alzheimer y otra serie de enfermedades degenerativas. Y no queda aquí la cosa, porque parece ser que nuestros “genes también están ansiosos de ejercicio” pero eso será materia para una próxima entrada.

Resumiendo move your body que a tu coco le vendrá bien.

Publicado por KirolbegiBlog el 16 de Noviembre de 2010


Fútbol y Neuronas Espejo

Domingo por la mañana. Paseo whit my family por la Concha. Mucha gente en las aceras. Pasean, corren, andan en patines, pasean en bicicleta por el bidegorri. Casualmente además coincide marea baja y por tanto fútbol playa. Ambiente inmejorable, gritos de alegría de decepción, protestas a los árbitros…etc, etc. Me apoyo en la barandilla y me quedo observando un partido de estos chavales (entre 9 y 12 años calculo yo) regatean, chutan pasan, intentar driblar y emular a sus ídolos, Messi, Cristiano, Prieto….. pero todavía se nota que les queda mucho trabajo por delante. De repente en una jugada uno de los equipos mete un gol y la celebración del momento me teletransporta al instante a cualquiera de los campos de la liga BBVA. Los chavales hacen el avión, se tiran por la arena, se abrazan, gritan, levantan los brazos….. Aquí si que identifico plenamente a las estrellas del césped. Sus gestos de celebración son similares, sus posturas, sus expresiones faciales, sus tonos de voz. De camino a casa y reflexionando me pregunto cuál será el mecanismo que hace que los chavales imiten a la perfección las celebraciones de sus ídolos…. no le doy mayor importancia y el día transcurre con normalidad.

Por la noche en el programa “REDES”, Eduardo Punset entrevista a Marco Iacoboni, Doctor en neurociencias y un gran conocedor del cerebro humano. Presenta un libro, “Las Neuronas Espejo”. Y es en este punto dónde completo mi reflexión sobre el comportamiento imitativo de los chavales. Las neuronas espejo son unas células cerebrales que nos permiten lograr entender a los demás. Son las responsables directas de la empatía pero también del comportamiento imitativo. Ver actuar a los futbolistas es actuar nosotros mismos. Algunas de las mismas neuronas que se activan cuando observamos que un jugador realiza un regate, se activan cuando somos nosotros mismos los que realizamos ese regate. Aprendemos a jugar a fútbol, baloncesto, a andar en skate, a hacer Judo, gracias a estas estructuras. Las neuronas espejo de un forofo del fútbol que no juega al fútbol se activarán cuando vea a Xabi Prieto realizar una “prietiña” el domingo en Anoeta porque ese espectador con seguridad alguna vez jugó a fútbol e intentó regates parecidos a lo largo de su vida. Las neuronas de un chaval de entre 9 y 12 años que juegue a fútbol playa se activarán mucho más al ver a Prieto realizando ese regate. Como es natural la simple activación de esas neuronas no asegura que nos salga el regate pero es un primer paso, y basado en horas y repetición el gesto técnico acaba recreándose. El mismo sistema (sólo que mucho más rápido y preciso) es el que funciona a la hora de que los chavales celebren sus goles. Las celebraciones son miméticas a las de los profesionales, como todos hemos podido apreciar en numerosas ocasiones.

En definitiva, las neurociencias están desenmascarando el funcionamiento del cerebro, y los profesionales de la actividad física tendremos que estar “al loro” de estos avances que nos ayudarán a entender y dirigir los procesos de enseñanza y aprendizaje de nuestros deportistas y a comprender muchos de los comportamientos “antideportivos” que se dan habitualmente en los terrenos de juego de medio mundo.

Iabocononi, M. (2009). Las Neuronas Espejo; empatía, neuropolítica, autismo, imitación o de cómo entendemos a los otros. Katz Editores.

Publicado por KirolbegiBlog el 5 de Noviembre de 2010


Imaginación al poder

Ayer nuevamente y por azar (serendipia que dirían los pedantes) me tope con una nueva muestra de la “liquidez” de nuestra querida PAFYD. Los protagonistas unos chavales de entre 8 y 10 años, una de nuestras playas y el balón de pilates.

El juego consistía en hacer un agujero grande en la arena, enterrar hasta la mitad el balón de pilates para convertirlo en trampolín y después practicar con todo tipo de cabriolas y acrobacias (mortales hacia delante, hacia atrás, ruedas laterales sin manos………). Para amortiguar los golpes hacían una montaña de arena en la zona de aterrizaje y listo.

Si lo hubiera descubierto una empresa, seguro que hubiera significado “un elevado avance en innovación” en lo que a materia deportiva se refiere pero en fin en esta ocasión fue la imaginación y las ganas de divertirse de unos niños de 8 años quienes dieron con el producto.

No puedo más que sorprenderme ante la sencillez del sistema para que los chavales aprendan a desarrollar el dominio de su propio cuerpo en el aire y perciban que hay cosas que dependen de ellos (agruparse para hacer un mortal por ejemplo), y cosas que no (salir despedidos una vez que pisan el balón-trampolín).

Pero no acaba aquí la cosa. El juego posee una segunda versión. Los protagonistas son los mismos pero en esta ocasión los chavales se abrazan a la bola y se lanzan pegados a ella por una pendiente de arena. Tras un par de volteretas y llenos de arena cual croqueta viviente lanzan enormes carcajadas que dan sentido completo a la actividad, divertirse un buen rato.

Resumiendo, imaginación al poder.

Publicado por KirolbegiBlog el 20 de Septiembre de 2010