'teens' (adolescentes)

El Comité Olímpico Internacional pretende comunicar los valores olímpicos a los adolescentes de todo el mundo (dirigido a más de 200 países) a través de un spot publicitario para las próximas olimpiadas de Pekín. La multiculturalidad que muestra el anuncio es clave, ya que pretende captar a un público de más 200 países.

En él 15 adolescentes de distintas razas y nacionalidades, elegidos entre cientos de candidatos, hacen su particular declaración de intenciones ante la cámara. “No soy raro”, “no soy un perezoso”, “no soy un cuatro ojos”, “no soy un orejotas”… para terminar con una certeza común: un “soy un atleta” rotundo que se repite mientras se les ve practicar diversos deportes. El anuncio termina con el lema “Te inspira, te hace invencible. Lo mejor de cada uno” (”Dar lo mejor de cada uno”).

El reto era crear una campaña que difundiese por todo el planeta los “valores olímpicos”: “respeto, amistad y búsqueda de la excelencia”, a juicio del COI-. Lleva por título ‘Teens’ (adolescentes) ya que ellos son sus protagonistas y el público al que va dirigido.

Publicado por KirolbegiBlog el 29 de Febrero de 2008


la educación física escolar: un punto de vista

La Educación Física es una disciplina que se encuentra enmarcada dentro del curriculum escolar y que aborda el proceso educativo de forma integral, fundamentalmente a través de la práctica motriz. La actual legislación educativa manifiesta a través del Diseño Curricular Base (D.C.B.) la preocupación general sobre los temas relacionados con la salud, adquiriendo una especial relevancia en su desarrollo, sobre todo, por la influencia que debe ejercer en un estilo de vida activo.

Para que todo ello tenga sentido en el alumnado, las sesiones deberían de construirse en torno a dos principios: Por un lado, han de suponer al alumnado un disfrute, a partir del cual se desarrolle una actitud favorable hacia la práctica de actividad física. Por otro, han de plantear unos niveles de esfuerzo y dificultad que le resulten significativos y que le den una sensación de competencia real, percibida y de utilidad concreta, con una sensación de aprovechamiento del tiempo.

Además, deberían posibilitar una visión de eficiencia en el tiempo, más allá de las propias sesiones, independientemente de lo que se pueda conseguir en las mismas. En gran parte, su éxito se basará en la capacidad que demuestren para encauzar a su alumnado hacia la consecución de un tipo de actividad física saludable que le satisfaga, y motivar una práctica regular de carácter voluntario y duradera en el tiempo.

En este sentido los centros escolares, además de impartir 3-4 horas de esta asignatura durante la semana, podrían contribuir a esa sostenibilidad ofertando una práctica de actividad física deportiva complementaria al curriculum educativo, es decir, el Programa de Deporte Escolar. En definitiva, con todo ello, se busca un cambio comportamental para potenciar los aspectos lúdicos y de esparcimiento, que resulten más agradables y “enganchen” a unos hábitos de vida activos y saludables.

Publicado por KirolbegiBlog el 28 de Febrero de 2008


¿qué es el deporte?

Una pregunta que pudiera parecer tan fácil de contestar en principio se nos torna compleja en cuanto nos proponemos contestarla realmente. Tan compleja como lo es tratar de contestar la pregunta de qué es la cultura.

Según Bauman (2002) la cultura “se refiere tanto a la invención como a la preservación, a la discontinuidad como a la continuidad, a la novedad como a la tradición, a la rutina como a la ruptura de modelos, al seguimiento de las normas como a su superación, a lo único como a lo corriente, al cambio como a la monotonía de la reproducción, a lo inesperado como a lo predecible”.

Es reconociendo este sentido dinámico, también del deporte, el enfoque más adecuado para observarlo y tratar de comprenderlo como realidad que cambia continuamente, tanto en sus prácticas como en los sentidos que se le dan a las mismas.

Publicado por KirolbegiBlog el 27 de Febrero de 2008


menos horas de educación física

Los avances científicos y tecnológicos experimentados por los países desarrollados durante el último siglo han desembocado en una sociedad cada vez más sedentaria y en consecuencia acosada por una serie de enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo II, trastornos cardiovasculares, patologías del aparato locomotor o desequilibrios de tipo psicológico. Numeroso estudios de profesionales cualificados indican que la clave para el retroceso de esta epidemia está en la Actividad Física, tanto a la hora de prevenir, como a la de tratar las consecuencias de un estilo de vida cada vez más inactivo. La magnitud del problema del sedentarismo unida a este carácter previsor y tratante hacen que la Actividad Física pueda ser considerada hoy en día como la mejor inversión en salud pública en los países desarrollados.

Aún así hemos podido comprobar con estupor como se ha tomado la decisión de reducir aún más las horas lectivas dedicadas a la Educación Física. Teniendo en cuenta que las enfermedades más comunes en la edad adulta tienen sus antecedentes en la niñez y la adolescencia y que el deporte de competición no se encuentra en condiciones de responder actualmente, debido a su carácter seleccionador y exigente, a las necesidades de una sociedad heterogénea en cuanto a las capacidades y cuyos intereses no concuerdan con los requerimientos que el entrenamiento deportivo conlleva, las escuelas deberían erigirse, como centros educativos que son, en el medio a través del cual la Actividad Física, al igual que la cultura y el conocimiento, se asentase en el modus vivendi de nuestra sociedad.

Las escuelas tienen de por si varias ventajas en al realización de esta tarea: Están provistas de una gran concentración de niños que están desarrollando o son candidatos a desarrollar los perfiles de riesgo que desembocan en las patologías anteriormente descritas y además ponen, necesariamente en relación a estos con profesionales cualificados en la prevención y el tratamiento de las mismas (en la figura del profesor de Educación Física principalmente) durante un período obligado de entre 8 y 10 meses. Tienen también, la capacidad de establecer vías de comunicación con los padres para la adaptación del hábito saludable a la vida cotidiana buscando su estabilización y no conllevan además, el estigma clínico de las clínicas, hospitales y centros de dietética.

Al igual que el derecho a la Educación, a forjar una cultura y una personalidad ricas, es incuestionable, el forjar unos hábitos de vida saludables, o a reencauzarlos, una vez perdidos en la vorágine social, a través del mismo derecho, debería serlo también. La Educación Física tristemente y a raíz de una epidemia con fatales consecuencias ha dejado atrás por fin su papel de asignatura maría. Pero quizás, quienes deberían haberse dado cuenta, aún no lo han hecho.

Publicado por KirolbegiBlog el 26 de Febrero de 2008


una escuela sedentaria es la mejor compañera para el sedentarismo

La última reforma de la enseñanza en los ciclos de primaria, secundaria y bachillerato en nuestra Comunidad Autónoma, plantea una disminución de horas semanales en la asignatura de Educación Física, en la que actualmente es insuficiente. ¿Cómo es posible esto? ¿Se ha reflexionado sobre las consecuencias y las posibles responsabilidades que deben asumir con esta decisión?

Se ha demostrado que varios factores de riesgo de enfermedades crónicas, enfermedades cardiovasculares y obesidad, entre otras, están presentes o empiezan a estarlo en el periodo de la niñez y mantienen una relación con los hábitos de vida, la alimentación y el consumo de drogas.

Normalmente se piensa que los hábitos de actividad física se transfieren automáticamente de la niñez y de la adolescencia a la madurez. Sin embargo, esta afirmación no está totalmente confirmada por estudios experimentales, epidemiológicos o longitudinales.

El hecho de plantear un modelo de escuela sedentaria generará en el alumnado un impacto negativo en su salud, ya que reforzará las consecuencias negativas que generan dicho modelo y alguien debería responder frente a las consecuencias que esto pueda acarrear al alumnado. No sólo se trata de fomentar la práctica deportiva en el tiempo de ocio y extraescolar, sino que también se debería considerar los negativos efectos del sedentarismo en la población infantil y juvenil. Si en las aulas se generara el mismo ambiente que el que sufren los fumadores pasivos, sería un escándalo. Sin embargo se fomenta el sedentarismo en la escuela, que es el otro factor negativo.

En cualquier caso es importante destacar que todos los estudios relacionados con esta temática muestran de forma consistente que niveles altos de actividad física (en función de su duración e intensidad), con una frecuencia semanal de 3-4 sesiones, se relacionan con aspectos importantes de la salud, sobre todo sesiones más largas de actividad moderada y/o ligera. Por todo ello, consideramos que deberían impartirse 3-4 clases de Educación Física a la semana con una duración de una hora y con una intensidad media o moderada, para evitar los nocivos efectos del sedentarismo en la población escolar y generar un estilo de vida activo.

Publicado por KirolbegiBlog el 25 de Febrero de 2008