lzr Racer vs Cheetahs: El bañador récord y las prótesis biónicas

La comparación del famoso bañador de los europeos de Natación y las prótesis del Atleta sudafricano se convierten en un tema muy peliagudo..Y en numerosos ámbitos, desde las charlas entre profesionales del ámbito de la AFD hasta las charlas informales de la calle está dando bastante que hablar. Ayer mismo, al finalizar el entrenamiento el tema supuso una confrontación de nuestras opiniones a este respecto.

Ambos “implementos” suponen una ventaja técnica aunque a nivel práctico, deportivo, emocional etc. podamos argumentar que la ventaja es relativa. El problema es que el “bañador record” está, en principio, al alcance de cualquier nadador (si no tenemos en cuenta aspectos económicos, de patrocinio de otras marcas que también podrían desarrollar un prototipo similar etc.). Las prótesis de Pistorius y otros deportistas con algún tipo de discapacidad física son exclusivas de éste colectivo y además, se contempla en la normativa de las federaciones la organización de competiciones en las que tales (no se si la siguiente forma de calificarlos es la correcta) implementos están permitidos, no así en los habituales campeonatos locales, autonómicos, nacionales, continentales y mundiales.

El bañador, como otro tipo de “complementos” (zapatillas imposibles, gafas, cascos y trajes aerodinámicos, ayudas ergogénicas etc.) puede ser, vuelvo a repetir, a priori, empleado por cualquier deportista que desee o quiera intentar mejorar su rendimiento; las novedosas prótesis de fibra de carbono que afortunadamente alcanzan la alta competición a un número progresivamente creciente de personas con necesidades físicas especiales no, y como en el caso del doping, cuya principal premisa es la igualdad ante la competición (la otra es la conservación de la salud del deportista) las distintas federaciones pretenden, con su prohibición en las competiciones “habituales” asegurar esta igualdad.

Publicado por KirolbegiBlog el 21 de Abril de 2008


Trackbacks

Usa el siguiente link para crear un trackback desde tu propio sitio:
http://blog.kirolbegi.net/trackbacks?article_id=46

Comentarios

  1. Oscar González el 23 de Abril de 2008

    Creo que se está equivocando el debate. El hecho de que Pistorius lleve las prótesis biónicas esas es una anécdota. Es cierto que el bañador, las zapatillas imposibles, gafas, cascos, trajes aerodinámicos y ayudas ergogénicas están al alcance de cualquier deportista. Lo que no esta al alcance de un deportista discapacitado, es dejar de serlo, es en este caso “tener piernas”, y eso gracias a los avances tecnológicos. Nos encontramos ante un caso de una persona con una discapacidad física que ante la ley es una persona igual que las demás, pero a la que en la práctica se le prohíbe el acceso a un contexto determinado, en este caso a la práctica competitiva de alto rendimiento y eso (y creo que no hace falta ser muy lince) en otras ciscunstancias es considerado “Discriminación”.
    Es cierto que probablente hago de abogado del diablo en este caso. No es menos cierto que comparto vuestro/nuestro punto de vista de deportista y que entiendo perfectamente la diferencia entre el bañador y las cheetahs. El problema es si la sociedad en general lo considera igual que nosotros.
    No entiendo de leyes ni conozco la legislación vigente al respecto pero ceédme si os digo que veremos (sino el caso de Pistorius) casos similares en los tribunales, que harán tambalear los cimientos y la concepción que tenemos sobre el deporte de alta competición y para que veaís lo seguro que estoy ¡Me juego una cocholatina con cualquiera!