Imaginación al poder

Ayer nuevamente y por azar (serendipia que dirían los pedantes) me tope con una nueva muestra de la “liquidez” de nuestra querida PAFYD. Los protagonistas unos chavales de entre 8 y 10 años, una de nuestras playas y el balón de pilates.

El juego consistía en hacer un agujero grande en la arena, enterrar hasta la mitad el balón de pilates para convertirlo en trampolín y después practicar con todo tipo de cabriolas y acrobacias (mortales hacia delante, hacia atrás, ruedas laterales sin manos………). Para amortiguar los golpes hacían una montaña de arena en la zona de aterrizaje y listo.

Si lo hubiera descubierto una empresa, seguro que hubiera significado “un elevado avance en innovación” en lo que a materia deportiva se refiere pero en fin en esta ocasión fue la imaginación y las ganas de divertirse de unos niños de 8 años quienes dieron con el producto.

No puedo más que sorprenderme ante la sencillez del sistema para que los chavales aprendan a desarrollar el dominio de su propio cuerpo en el aire y perciban que hay cosas que dependen de ellos (agruparse para hacer un mortal por ejemplo), y cosas que no (salir despedidos una vez que pisan el balón-trampolín).

Pero no acaba aquí la cosa. El juego posee una segunda versión. Los protagonistas son los mismos pero en esta ocasión los chavales se abrazan a la bola y se lanzan pegados a ella por una pendiente de arena. Tras un par de volteretas y llenos de arena cual croqueta viviente lanzan enormes carcajadas que dan sentido completo a la actividad, divertirse un buen rato.

Resumiendo, imaginación al poder.

Publicado por KirolbegiBlog el 20 de Septiembre de 2010


Trackbacks

Usa el siguiente link para crear un trackback desde tu propio sitio:
http://blog.kirolbegi.net/trackbacks?article_id=111