Niños Trofeo

El otro día emitieron un interesante documental sobre el peligro que tiene a nivel psicosocial el alto rendimiento prematuro en los niños (familias desestructuradas, relaciones padre-hijo totalmente alteradas….). Este tipo de situaciones da mayor valor a programas como Eutsi o SIFOLITO en los que se busca el alto rendimiento desde el crecimiento personal. No he conseguido encontrar el documental entero pero para todo aquel que quiera ver el trailer ahí va el enlace:

“Documentos TV. Niños trofeo”

Publicado por KirolbegiBlog el 11 de Enero de 2011


Imaginación al poder

Ayer nuevamente y por azar (serendipia que dirían los pedantes) me tope con una nueva muestra de la “liquidez” de nuestra querida PAFYD. Los protagonistas unos chavales de entre 8 y 10 años, una de nuestras playas y el balón de pilates.

El juego consistía en hacer un agujero grande en la arena, enterrar hasta la mitad el balón de pilates para convertirlo en trampolín y después practicar con todo tipo de cabriolas y acrobacias (mortales hacia delante, hacia atrás, ruedas laterales sin manos………). Para amortiguar los golpes hacían una montaña de arena en la zona de aterrizaje y listo.

Si lo hubiera descubierto una empresa, seguro que hubiera significado “un elevado avance en innovación” en lo que a materia deportiva se refiere pero en fin en esta ocasión fue la imaginación y las ganas de divertirse de unos niños de 8 años quienes dieron con el producto.

No puedo más que sorprenderme ante la sencillez del sistema para que los chavales aprendan a desarrollar el dominio de su propio cuerpo en el aire y perciban que hay cosas que dependen de ellos (agruparse para hacer un mortal por ejemplo), y cosas que no (salir despedidos una vez que pisan el balón-trampolín).

Pero no acaba aquí la cosa. El juego posee una segunda versión. Los protagonistas son los mismos pero en esta ocasión los chavales se abrazan a la bola y se lanzan pegados a ella por una pendiente de arena. Tras un par de volteretas y llenos de arena cual croqueta viviente lanzan enormes carcajadas que dan sentido completo a la actividad, divertirse un buen rato.

Resumiendo, imaginación al poder.

Publicado por KirolbegiBlog el 20 de Septiembre de 2010


3D, HD, Cámara superlenta y humanidad

En el recién concluido mundial de fútbol de Sudáfrica hemos asistido a un despliegue tecnológico audiovisual sin precedentes en el mundo del deporte. A todos nos son familiares ya términos como televisión 3D, emisión en High Definition (HD) o cámara superlenta… Además del evidente reclamo publicitario que esto supone para que todos cambiemos nuestra vieja televisión de tubo catódico por una pantalla plana (plasma, LCD o led), ha servido para apreciar más de cerca la humanidad, traducida en emociones e intenciones, que supone un deporte colectivo de alta competición como el fútbol.

Todos hemos podido apreciar con total nitidez el rostro compungido de dolor de Xabi Alonso tras la patada de Kárate de De Jong; o el gesto de alevosía en el pisotón de Melo a Robben (en el partido de semis contra Holanda) y su posterior rostro de arrepentimiento mientras caminaba, ya expulsado, hacia su vestuario por dejar a su equipo con 10 jugadores en un momento de vital importancia; asimismo pudimos ver las lágrimas de Casillas cuando Iniesta metió el histórico gol que dio la Copa del Mundo al equipo de España (no seré yo el que comente el beso del portero a la reportera de Tele5) y así otros tantos ejemplos.

En definitiva las emociones y los sentimientos cuentan tanto fuera (aficionados) como dentro del campo, y en este contexto, definen en muchas ocasiones el rendimiento y el devenir de los partidos. No sería de extrañar que de aquí a unos años se les sumen a los comentaristas deportivos (además de exjugadores y técnicos) expertos en reconocimiento emocional que sean capaces de interpretar las “microemociones” en el rostro de los jugadores (este término fue acuñado por el experto en emociones humanas Paul Ekman) y de esta manera sean capaces de anticipar la intención del jugador. Puede que esto último suene a ciencia ficción pero….¿no sonaba igual hace unos años la televisión 3D ó la Alta Definición?

Publicado por KirolbegiBlog el 20 de Julio de 2010


En busca del talento - 2.

El talento musical ha sido otro contexto sensible a la idea tradicional de talento. Y….¿cuál es esa idea tradicional? Os preguntareís vosotros. Pues bien, esta es una idea transmitida durante generaciones que sostiene que el talento es un don natural que los dioses reparten a su antojo a algunos seres humanos agraciados. Esta idea evolucionó ligeramente cuando la genética entro en juego, aunque en esencia es la misma, ya no eran los dioses los que concedían el don, si habías sido agraciado en la lotería genética pues “txupi lerendi”, ya está, eres un crack y cualquier intento que realices si eres una “persona normal” de acercarte a la excelencia es una pérdida de tiempo. A pesar de estas ideas generalizadas, algunos incrédulos decidieron tratar de descubrir de dónde venía este don natural. A principios de la década de los 90, K. Anders Ericsson, (Profesor del departamento de Psicología de la Universidad de Florida) y un grupo de colaboradores se propusieron responder a la siguiente pregunta: ¿Porqué algunos violinistas son mejores que otros?. Para ello Ericsson y su grupo se desplazaron a Berlín, a la Academia de La Música de Berlín Occidental, escuela de extraordinarios músicos de los cuáles muchos han tenido carreras en grandes orquestas sinfónicas o cómo solistas. Se formaron tres grupos “buenos, mejores y excelentes” que equipararon tanto en edad como en género. Se los sometió a todo tipo de entrevistas, se indagó en cantidad de aspectos de su vida relacionados con la música, a qué edad empezaron, quiénes fueron sus profesores…. se les instó a que durante una semana llevaran consigo un diario en el que iban anotando todas sus actividades tanto las relacionadas con el violín como las relacionadas con otros aspectos de su vida. En definitiva, radiografiaron su vida musical del derecho y del revés. El hallazgo fundamental fue que los violinistas “excelentes y mejores” practicaban por su cuenta 24 horas semanales por término medio por 9 horas del grupo de los “buenos”. Además, los sujetos tuvieron que calcular sus horas de práctica semanales para cada año, a lo largo de su vida como estudiantes de violín. Los resultados ¡¡Ohh, sorpresa!!, los violinistas “excelentes” a los 18 años habían acumulado por termino medio 7.410 horas, los “mejores” 5.301 horas, y los “buenos” 3420 horas. ¡Alucinante, no!. La conclusión que podríamos generar sería la siguiente “el que más practica es mejor”. En parte esto es cierto y responde al dicho de “la práctica conduce a la excelencia”, aunque lo que Ericsson y colaboradores descubrieron fue que lo que realmente marcaba la diferencia era la cantidad de un tipo especial de práctica a la que denominó “Práctica Deliberada”. Y la definió como una actividad diseñada específicamente para mejorar el rendimiento, a menudo con la ayuda de un profesor; puede repetirse muchas veces; la opinión externa sobre los resultados se encuentra siempre disponible, es muy exigente mentalmente y NO ES DIVERTIDA. ¿Ocurrirá algo parecido con el talento deportivo? Continuará…

Publicado por KirolbegiBlog el 3 de Noviembre de 2009


En busca del talento - 1.

Desde hace un par de meses, y en respuesta a una necesidad específica de la Diputación Foral de Gipuzkoa, algunos miembros del grupo estamos inmersos en un proyecto relacionado con el “talento deportivo” y su detección temprana. El citado estudio, ha generado una importante cantidad de reflexión e introspección entre nosotros, y en el ámbito personal ha supuesto un enriquecedor viaje intelectual. Lo primero que trataré de aclarar será la definición de talento a la que me refiero. De entre las muchas definiciones existentes emplearé aquí la empleada por Hanh (1988): "Es una aptitud acentuada en una dirección superando la medida normal que aún no está del todo desarrollada y que a su vez, constituye la disposición por encima de lo normal de poder y querer realizar unos rendimientos elevados en el campo del deporte." Pero, la búsqueda del talento (no sólo el deportivo) ha tenido innumerables exploradores a lo largo de los s.XX y XXI, pero tranquilos (que esta entrada tiene 2 ó 3 partes) sólo enumeraré algunos que me han parecido importantes. En 1921, un teórico del campo de la inteligencia, L.Terman, llevó a cabo el mayor programa de detección temprana de genialidad o talento intelectual, en este caso. Seleccionó a los alumnos más brillantes de escuelas de primaria y secundaria (lo que aquí correspondería a 3º y 4º de la ESO y 1º y 2º de Bachiller) del Estado de California. Examinó a unos 250.000 alumnos e identificó a 1.470 cuyos CI se encontraban por encima de 140 (Qué listos ehh..) Este grupo se conoció popularmente como los “Termitas” y Terman los sometió a un seguimiento exhaustivo. Registró sus logros educativos, realizó un seguimiento de sus matrimonios, clasificó su salud psicológica… etc. Terman estaba convencido de que sus termitas serían “la crème de la crème”. Personas que dirigirían las riendas del país en los órdenes político, judicial, científico… etc. El resultado fue decepcionante para Terman (e ilusionante para otros muchos). Si bien los termitas, al llegar a la edad adulta, mantenían un nivel de vida alto, no fue tan alto como suponía Terman. No escribieron grandes obras literarias, ni artículos científicos relevantes, ninguno de ellos llegó al Tribunal Supremo. Y lo más gracioso fue que dos alumnos examinados por el grupo de Terman y descartados porque (no eran suficientemente listos) no llegaron al punto de corte CI=140, llegaron a ganar dos Premios Nóbel de Física (William Shockley en 1956 y Luis Álvarez en 1968), curioso cuando menos. En definitiva, para ser un sistema de detección temprana del talento cometió algún que otro error ¿no creéis?. Continuará….

Publicado por KirolbegiBlog el 27 de Octubre de 2009


las regatas de la Concha, ejemplo de tradición moderna

Este fin de semana terminaba la regata por excelencia, la Bandera de la Concha . Esta regata se viene celebrando, con alguna que otra excepción, de manera anual desde 1879. Estamos pues ante una tradición con un gran arraigo en la cultura deportiva guipuzcoana.

Ahora bien, ¿Cuánto tienen de tradición y cuanto de moderna la Bandera de la Concha?

Según la Real Academia Española la tradición ha de entenderse como un continuum de praxis y sentidos sociales que conserva un pueblo, transmitiéndolos de generación a generación, poco o nada alterados en el tiempo ni abiertos al cambio. De ser así, sería imposible la dinámica de (re)generación de las prácticas sociales, en general y, de las prácticas deportivas, en concreto y, consiguientemente, difícilmente se explicaría la incorporación del GPS al espectáculo deportivo de las regatas, el desarrollo de materiales cada vez más ligeros en la elaboración de las embarcaciones, la implementación de entrenamientos cada vez más técnicos y, como no, la incorporación de las mujeres a un deporte “tradicionalmente” de hombres.

Así pues, estamos ante un ejemplo paradigmático de una tradición moderna, es decir, de una praxis social que, en tanto que viva, se actualiza cada día. Esto es así porque, tal y como señala Giddens (2005:53), “todas las tradiciones (…) son tradiciones inventadas. Ninguna sociedad tradicional fue totalmente tradicional, y las tradiciones y costumbres han sido inventadas por varias razones. No debemos pensar que la construcción consciente de una tradición se da sólo en la era moderna” y que, de hecho, “es un mito pensar que las tradiciones son impermeables al cambio: se desarrollan en el tiempo, pero también pueden ser repentinamente alteradas o transformadas. Diría que son inventadas y reinventadas”.

Tradición moderna o tradición tradicional, si se quiere, el caso es que las traineras, como otra serie de deportes denominados “tradicionales”, se muestran rebosantes de vida y nos hacen pensar que en un futuro seguirán siendo tradiciones modernas.


Giddens, Anthony. 2005. Un mundo desbocado: los efectos de la globalización en nuestras vidas. Madrid: Taurus.

Publicado por KirolbegiBlog el 14 de Septiembre de 2009


la selección natural en el deporte

Un día cualquiera entre semana y revisando la sección de deportes de 2 periódicos de la provincia con amplia difusión, encuentro que:

En el primero de ellos, las noticias relacionadas con el Fútbol se extienden a lo largo de 6 páginas, 1 página es para el Baloncesto, otra para el Automovilismo, y el resto de las 6 páginas restantes se las reparten el Rugby, Atletismo, Balonmano femenino, Surf y Pelota. Por su parte, en el segundo de los periódicos comentados, encontramos que 4 páginas completas van para el fútbol, 1 es para Automovilismo y las 4 páginas restantes se las reparten el Atletismo, la Pelota y el Rugby.

Cambiando de tema de manera radical (luego retomaré el párrafo anterior), la Selección Natural es la base de todo cambio evolutivo. Es el proceso a través del cuál, los organismos mejor adaptados desplazan a los menos adaptados mediante acumulación lenta de cambios genéticos favorables en la población a lo largo de las generaciones. Si realizásemos un paralelismo (un poco osado tal vez), podríamos comprobar que algo similar pasa con los deportes.

En un principio, la mayor parte de los mismos, tenían la posibilidad de convertirse en lo que hoy en día es el Fútbol por ejemplo. Partían de la misma línea de salida pero como es obvio no todos han llegado a la meta en la misma posición. Para que el Fútbol se haya convertido en lo que es hoy en día se tienen que dar algunos factores, en mi opinión necesarios y suficientes:

? Debe ser económico, barato vaya….. para que nos entendamos.

? Debe ser divertido o percibirse como divertido.

? Debe contar con el imprescindible apoyo de los Mass Media.

Pero para verlo más claro, proseguiré con este razonamiento. El Fútbol, sino el más barato (quizás el atletismo lo es más) es uno de los que menor presupuesto en infraestructura necesita, 2 porterías y unas rayas en el suelo (incluso las canastas de baloncesto son más complejas). Una evidencia de esto es que en el 100% de nuestros colegios e ikastolas existe al menos 1 campo de fútbol (más grande, más pequeño..con suelo de hormigón, de gravilla o de césped artificial). Algunos diréis, ya…. el Balonmano o el Basket también son baratos en este sentido…, correcto, tenéis razón pero prosigamos.

El segundo factor necesario es, que sea divertido (por las razones que queráis…por el juego en sí mismo, porque se puede jugar con los amigos..), creo que el Fútbol nuevamente reúne esta condición. Y aún y todo vosotros diréis, ¿y el balonmano y el Basket, no son divertidos…..? pues… tenéis razón, lo son y para mí el Golf es muy divertido pero….. prosigamos.

El tercer factor de mi escueta lista de factores es que, para que un deporte se encarame a la categoría de “Deporte Rey”, debe contar con el apoyo de los medios de comunicación y aquí, y enlazando con el párrafo inicial es dónde el fútbol gana por goleada a todos los demás deportes. El Fútbol esta presente de manera continua en la televisión, en la radio, en los medios escritos. Periódicamente algunas noticias de otros deportes le quitan la primera página, si Nadal gana un torneo importante, si Fernando Alonso gana una carrera, pero la dictadura del fútbol en este sentido es continua y total.

Por tanto he aquí una explicación darwiniana de porqué el Fútbol y no otro deporte se ha convertido en lo que hoy en día es. Seguro que existen deportes más baratos y más divertidos que el Fútbol pero, mientras no cuenten con el apoyo no sólo ya de las Instituciones sino de los medios de comunicación, están condenados al ostracismo.

Cuestión, señoras y señores de Selección Natural.

Publicado por KirolbegiBlog el 30 de Marzo de 2009


si así se sube a primera…

Este párrafo, aparecía recientemente en un periódico de tirada guipuzcoana: “…si llegas al minuto 80 en ventaja, repartes estopa. Te tiras. Pierdes el tiempo. Arengas a los recogepelotas para que se tropiecen voluntariamente, para que tiren otro balón al campo y el árbitro tenga que parar el juego. Provocas un conato de trifulca, controlada claro, utilizas el comodín de la tarjeta amarilla a costa de perder tiempo, simulas una lesión de larga duración, cualquier cosa. A algún lector le habrá venido a la mente el fútbol italiano al leer estas líneas, pero no hay que irse tan lejos. Tenemos ejemplos en todas las categorías, hasta en las inferiores, de estas argucias necesarias y que no se ensayan en los entrenamientos. Quizás tengamos que crear una escuela para evitar una fuga de puntos que de haberse paliado esta temporada colocaría a la Real en la primera posición. La astucia se lleva en la sangre y eso es lo que preocupa.”

¿Es eso realmente lo que preocupa? ¿No preocupa más cuidar una escuela dónde se aprenda a jugar? ¿A desarrollar habilidades propias de cada deporte y no propias de la camorra?

Lo único que a mi me preocupa, y no es poco, es que el autor de este articulo tenga la posibilidad de entrenar a algún equipo de niños/as y que ningún lector crea que, verdaderamente, la astucia se describe en los términos arriba descritos.

Así mismo, si hay quien cree que se puede subir a primera sin jugar al fútbol, haciendo uso de “la astucia” descrita por el autor, quizá terminará siendo verdad esa idea de que el deporte profesional no es deporte, es otra cosa, y que los expertos que lo rodean no son expertos, son otra cosa.

Publicado por KirolbegiBlog el 15 de Enero de 2009


deporte y medios de comunicación en los procesos de integración. Reflexiones en torno a una relación compleja.

El pasado viernes 24 de octubre celebramos en Kirol-etxea los encuentros “Deporte y Medios de Comunicación en los procesos de integración y transmisión de valores. Reflexiones sobre El fenómeno deportivo y su relación compleja con el racismo, la xenofobia y la violencia” en colaboración con Kirolarte y Mugak (Centro de Estudios y Documentación sobre inmigración, racismo y xenofobia). A los mismos se acercaron profesionales del deporte y de los medios de comunicación como Juan Manuel Lillo (Entrenador de la Real Sociedad de Fútbol SAD), Iñaki de Mujika (Periodista Deportivo de Herri Irratia y Localia), Johnny Cuyami (ex-jugador de la Real Sociedad, entre otros equipos), así como la profesora de la Universidad de Barcelona Teresa Lleixá.

Estos encuentros se enmarcan dentro de las acciones previstas en el Proyecto de Investigación “Deporte y Medios de Comunicación en los procesos de integración” financiado por el CSD y dirigido por la Doctora Silvia Arribas. En los mismos tuvimos la posibilidad de reflexionar en torno al papel que deporte y medios de comunicación tienen en los procesos de integración y la transmisión de valores. La conclusión principal a la que se pudo llegar en estos encuentros fue que, el deporte, concretamente el deporte espectáculo, del que se llegó a dudar incluso de si es deporte o no, y los medios de comunicación que les dan seguimiento, efectivamente tienen influencia en la transmisión de valores pero, en ningún caso, ha de exigírseles una mayor responsabilidad que al conjunto de instituciones que componen la sociedad en la transmisión de valores positivos.

Ahora bien, mi reflexión en relación a la conclusión principal extraída de estos encuentros es que, efectivamente, no hay que exigirles una responsabilidad mayor al deporte espectáculo y a los medios de comunicación que al resto de instituciones sociales, pero tampoco menor. Entonces ¿Cuál es la responsabilidad que ha de exigírseles? Yo no tengo la respuesta a semejante pregunta pero entiendo que esta ha de encontrarse en el camino de la asunción de las responsabilidades en base a la repercusión y la influencia que los actos de cada institución social, y cada acto individual, tiene respecto de la sociedad en su conjunto, y aquí, no cabe duda de que los medios de comunicación y el deporte espectáculo tienen alguna responsabilidad.

Publicado por KirolbegiBlog el 30 de Octubre de 2008


transmitiendo valores

Últimamente vengo escuchando cada vez más frecuentemente a modo de reclamo publicitario que el deporte tal o cuál transmite valores como por arte de magia. Es cierto que existen programas serios destinados a tal efecto. El programa Delfos (Cecchini et al, 2008) es una muestra de ello. Bien es cierto que la mayoría de estos reclamos publicitarios están faltos de todo rigor científico. Pero para irnos aclarando, ¿Qué son los valores?

Buscando en Internet uno puede encontrar infinidad de definiciones de lo que son los valores. He escogido una al azar (de entre las infinitas que aparecen) pero que creo que es sencilla y entendible por la mayoría de las personas “ideas que la gente comparte sobre lo que es bueno, malo, deseable o indeseable. Son normalmente muy generales, abstractas, van más allá de las variaciones de las situaciones” Aplicando esta definición al mundo del deporte, entiendo que el deporte se emplea para inculcar ideas sobre lo que es “bueno” o “malo” en o para una sociedad. Por tanto entiendo que cuando el deporte transmite compañerismo y solidaridad es algo “bueno” y cuando transmite hacer trampas por ejemplo es “malo”. Hasta aquí perfecto, creo que todos lo entendemos en cierta medida. Pero a partir de aquí a mí me surgen algunas preguntas:

1.- ¿El hecho de que vea a un grupo de chavales jugando a fútbol en la calle implica que el “fútbol” como deporte predilecto de esta sociedad transmite algún tipo de valor?

2.- ¿Todos los deportes transmiten los mismos valores?

3.- ¿El Fútbol, el Curling o el Kick Boxing comparten los mismos valores?

4.- ¿Cuáles son esas ideas buenas a priori que transmite el deporte?

No responderé aquí a estas cuestiones, tan sólo las planteo para que otros/as les deis bola. Lo que sí haré será reflexionar sobre algunas cuestiones que creo, están relacionadas.

Creo que el deporte per sé no transmite valores. Es un instrumento que en manos adecuadas puede transmitir esos valores positivos tan deseados como son la superación personal, la mejora continua, la solidaridad con los compañeros o el fair play (muy de moda últimamente). Pero que también puede transmitir ideas como “lo único que cuenta es el resultado”, “haz cualquier cosa para ganar” etc……..

Personalmente percibo una disonancia de ideas entre lo que es la práctica físico deportiva de ocio y el deporte de rendimiento y alto rendimiento. Mientras que en la base de la pirámide (Deporte Escolar y Federado) se hacen esfuerzos ingentes por los monitores y profesores de educación física mediante programas de transmisión de valores a través del deporte para transmitir valores positivos, desde la cúspide (Deporte de Alto Rendimiento y Profesional) de esta pirámide se transmite todo lo contrario. Y aunque esto se da por sentado, yo creo que no debería de ser así.

Continuamente los jugadores y los entrenadores de equipos profesionales manifiestan públicamente que lo primero es la victoria, a lo que los periodistas suelen añadir “…… y si es por penalti injusto en el minuto 92 no importa”. Incluso los aficionados (en muchas ocasiones padres niños practicantes de deporte escolar) jalean y comparten este pensamiento. Desgraciadamente y con la repercusión que el deporte profesional tiene en los medios de comunicación es lo que finalmente acaba calando entre los jóvenes.

No quiero que se me entienda mal. No estoy diciendo que la competición sea negativa (yo mismo fui competidor) o que no sea un instrumento válido para transmitir valores. Quiero decir que tiene que ser primero deseada y elegida por el deportista y segundo enmarcada en un contexto de mejora personal en el que se valore el proceso que lleva a la mejora y no exclusivamente los resultados de esa mejora. Esto último lo ilustró bien Raynald Denoueix (ex entrenador de la Real Sociedad) cuando dijo “el resultado es una consecuencia, no un objetivo”. Desgraciadamente este no es un discurso que cale excesivamente entre los entrenadores de categorías inferiores, y para muestra un botón.

Este es un hecho que presencié hace algunos años en uno de los muchos campos de fútbol que se encuentran a lo largo y ancho de nuestra geografía en uno de los incontables partidos jugados cada fin de semana por nuestros jóvenes deportistas. No diré ni el lugar ni el equipo porque creo que tampoco importa demasiado y además todos/as habréis presenciado algo parecido alguna vez.

Tras un fallo garrafal de uno de los defensas y que finalmente acabó en gol, el entrenador reacciona de la siguiente manera: “Me cagüen la………… menuda cagada, ahora me toca a mí recoger tu mierda!!!!!!”.

Y como estas puedo contar otras cuantas más en otros deportes como el Judo, el Surf etc… (seguro que vosotros también).

Por tanto, y a pesar de los grandes esfuerzos de monitores, profesores de educación física, y entrenadores abnegados en el correcto desarrollo psicosocial de sus alumnos, este es la transmisión de valores que se da en nuestros terrenos de juego casi todos los fines de semana.

Publicado por KirolbegiBlog el 22 de Octubre de 2008