¿por qué hay que romper con la brecha existente entre el deporte federado femenino y masculino?

Tal y como se desprende del estudio sobre La práctica de actividad física y deporte en la población adulta de Gipuzkoa: Hábitos y datos comparativos. 2006 (Arruza, J.A., Arribas, S. y Gil de Montes, L.; 2006), la diferencia en el nivel de práctica federada entre mujeres y hombres (13,6% de los hombres practicantes y 12,1% del total, frente a un 3,7% de las mujeres practicantes y un 3% del total), concuerda con el hecho de que el 38,9% de los hombres practicantes (un 34% del total de hombres encuestados) estuvo federado o perteneció a algún club deportivo antes de los 16 años, mientras que tan solo un 11,3% de mujeres practicantes (un 9,29% del total de mujeres encuestadas) lo estuvo, por lo que cabe resaltar la importancia que en el aprendizaje de unos hábitos pro-activos en relación a una PAFYD estructurada y sistemática como lo es la práctica federada, por lo menos en principio, adquiere el modo en el que nos hayamos socializado.

Este dato nos hace pensar que los esfuerzos realizados en el fomento de la PAFYD, en general, y en el deporte federado, en concreto, han de empezar entre los más jóvenes y han de ir dirigidos hacia la ruptura de esta brecha que, como parece, empieza en edad escolar y que, sin lugar a dudas, es clave para el aprendizaje de unos hábitos pro-activos trasferibles a la vida adulta.

Publicado por KirolbegiBlog el 3 de Abril de 2008


Trackbacks

Usa el siguiente link para crear un trackback desde tu propio sitio:
http://blog.kirolbegi.net/trackbacks?article_id=39