¿dopaje tecnológico?

En una entrevista realizada hoy (2009-07-27) en el País al mítico nadador Mark Spitz, se le pregunta por la polémica en relación a los nuevos bañadores que, de manera más o menos acertada, el entrevistador califica como de “dopaje tecnológico”.

Lo cierto es que el avance tecnológico vivido por el deporte contemporáneo, y por la sociedad en su conjunto, nos pone ante situaciones en las que los límites entre lo humano y lo “no tan humano” se difuminan. Pero entonces, ¿dónde ha de ponerse el límite de lo “no tan humano”?

Asimismo, este desarrollo tecnológico actual, y la influencia sobre las marcas de los deportistas contemporáneos nos plantea la siguiente pregunta que el periodista del periódico plantea a Spitz: “¿Sería usted un ganador en el siglo XXI?”. A lo que este inteligentemente contesta lo siguiente: “Ni idea. Asumo que sería competitivo. ¿Si lo sería contra alguien como Phelps? Quizás. Me podría aprovechar de cosas que no estaban disponibles en mis tiempos: los bañadores, por ejemplo; nuevas técnicas de entrenamiento; de las pesas, que no teníamos, y que añaden fuerza y se traducen en tiempos más rápidos… Estoy seguro de que ahora nadaría más rápido que en mis tiempos”.

Esta duda quizá perdería sentido si, en vez de capitalizar el espectáculo deportivo en su vertiente más fría de las marcas, nos centrásemos en el espectáculo estético, es decir, en la belleza del espectáculo atlético por si mismo, en el momento, en su tiempo pero, he ahí el problema, en estos tiempos son precisamente ellas, las marcas, las que importan.

Publicado por KirolbegiBlog el 27 de Julio de 2009


Trackbacks

Usa el siguiente link para crear un trackback desde tu propio sitio:
http://blog.kirolbegi.net/trackbacks?article_id=91